• Luis Crespo

Preparación de una ruta o entrenamiento en montaña

Por muy bien que conozcamos un lugar o hayamos estado un montón de veces, siempre deberemos de tener ciertas consideraciones en cuenta. Una de ellas y que, puede solucionar satisfactoriamente ciertas situaciones complicadas o accidentes es haber realizado previamente una buena planificación.


Dentro de este trabajo previo que deberíamos de realizar antes de comenzar nuestra ruta deberemos de buscar información sobre la zona y elaborar nuestra propia ficha técnica de la ruta en la que deberían de aparecer al menos los siguientes datos:


· Recorrido sobre el mapa

Si no disponemos de mapa en papel, podemos utilizar distintas aplicaciones de forma digital y que nos facilitarán mucho el trabajo.


Podemos utilizar la aplicación del IGN Iberpix para diseñar nuestra ruta o para estudiar la zona por la que vamos a movernos. (http://www.ign.es/iberpix2/visor/).


Si lo tenemos instalado en nuestro ordenador, también podemos diseñar nuestras rutas y crear nuestro propios tracks en el programa Google Earth.


También podemos ayudarnos de distintas guías, libros y publicaciones de rutas/ascensiones de montaña existentes de las diferentes cordilleras montañosas de nuestro país.


A la hora de diseñar nuestra ruta, tendremos que fijarnos en ver los tipos de terrenos por los que vamos a discurrir, desniveles, si hay refugios por la zona para utilizar en caso de mal tiempo, fuentes o lugares en los que poder recoger agua,...


Al mismo tiempo que nos fijamos en todos los elementos que vamos a encontrarnos en el recorrido, puede resultar interesante dedicar unos minutos también a conocer un poco el entorno y la zona en la que nos vamos a mover: historias, leyendas, toponimia,... ya que sin duda, esto enriquecerá nuestra ruta.


· Perfil

Con simplemente un golpe de vista podemos hacernos una idea del desnivel y como va a estar repartido a lo largo de la ruta.


· Distancia, tiempo y desniveles

Muy importante saber los kilómetros que va a tener nuestro recorrido, así como los desniveles a salvar tanto positivos como negativos, ya que a través de éstos vamos a poder realizar un cálculo de los tiempos aproximados que nos va a llevar la ruta. Estos tiempos siempre vamos a exagerarlos un poco para de esta manera contar con márgenes de tiempo en caso de sufrir cualquier percance, de tener que parar a descansar, si se alargan las paradas previstas más de lo normal,...


· Meteorología

Muy importante no sólo conocer la meteorología que va a hacer el día de la ruta, sino también la que ha hecho los días previos en la zona, ya que así podremos prever si vamos a encontrarnos zonas embarradas, ríos o arroyos con crecidas, nieve, zonas de posibles desprendimientos de rocas incrementados por las lluvias, aludes o avalanchas, etc.


Algunas páginas para consultar las previsiones meteorológicas puedes ser las siguientes:

· http://www.yr.no/

· http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/montana

· https://www.meteoblue.com/

· http://www.mountain-forecast.com/


Además de consultar las previsiones meteorológicas, otra opción para conocer las condiciones de una ruta o lugar en concreto es preguntar a los guardas de los refugios que pueda haber en las cercanías, o guías de montaña ya que nos van a dar una información precisa y muy fiable de la zona.


· Track de la ruta

Si disponemos de gps, podemos crear nuestros propios tracks con diversos programas que existen (Garmin Base Camp, Google Earth, Wikiloc,...). Una opción es crearles con Google Earth en formato kmz para posteriormente utilizar algún conversor gratuito de los que existen en internet para convertirlo en formato gpx y poder pasarlo a nuestro dispositivo gps y visualizar muestra ruta sin problemas.

Al mismo tiempo que vamos visualizando el recorrido en nuestro gps, éste va a ir creando el track real por el que vamos a estar moviendonos, ya que, al realizar el track desde el ordenador no siempre vamos a crearlos con exactitud y van a existir pequeñas variaciones. De esta forma, al terminar nuestra ruta podremos guardar el track por donde realmente discurren los caminos o senderos que en la pantalla del ordenador no veiamos claro y así poder utilizarlo en otras ocasiones.


· Posibles escapes o rutas alternativas

No solo tendremos que preocuparnos del recorrido principal, sino que tendremos que tener en cuenta posibles puntos de escape o rutas alternativas que podamos utilizar en caso de mal tiempo, de tener que dar media vuelta, por motivos físicos o incluso por cualquier tipo de accidente o por si necesitásemos bajar rápidamente a tener que pedir ayuda.


· Posibles peligros de la zona (niebla, fauna, simas, etc.)

Además de prever el itinerario, deberemos de informarnos de las particularidades de la zona: si es frecuente la niebla, los cambios repentinos de tiempo, si hay fauna salvaje que pueda hacernos alterar el recorrido inicial, si hay lugares expuestos, desprendimientos frecuentes, simas o barrancos por los que tengamos que pasar cerca o lugares en los que tengamos que aumentar la precaución.


· Equipo y material necesario

Independientemente de la época del año en que vayamos a realizar nuestra ruta o entrenamiento siempre deberíamos de llevar en nuestra mochila un material mínimo:

· 1-1’5 litros de agua (como mínimo)

· Manta térmica

· Chaqueta cortavientos

· Guantes fino

· Buff o gorra

· Barritas, geles energéticos o algo de comida

· Teléfono móvil con batería cargada

· Mapa de la zona y brújula

· Ropa acorde a la época del año

· Gps con pilas de repuesto

· Linterna frontal con pilas de repuesto


A parte de este material mínimo, deberemos de llevar el específico acorde a la actividad que vayamos a desarrollar así como un pequeño botiquín de montaña. No es necesario decir, que el material que vayamos a utilizar deberá de estar en buen estado para poder evitar males mayores.


· Horarios

A la hora de planificar deberemos de hacer un cálculo aproximado de las horas que nos va a llevar la ruta o entrenamiento y detallar los horarios de paso de los sitios más característicos para ver si vamos bien, o para tomar decisiones de dar la vuelta en algún momento.


No solo son importantes los horarios de la ruta, sino también lo de regreso al coche, los de llegada al pueblo más cercano o punto de cobertura en el regreso, etc.


· Hoja de ruta informativa

Nunca está de más apuntar en una hoja o hacer una pequeña ficha con el sitio donde vamos, horarios aproximados, ruta elegida, teléfonos de contacto,... y dejarla en casa (en el frigorífico por ejemplo) o dársela a algún amigo o familiar. De esta manera y con dicha información pueden hacerse una idea de dónde estamos y de si estamos todavía o no en el monte en función de los horarios que tienen y así no alarmarse al no localizarlos por cualquier motivo.


RECOMENDACIONES

  • Infórmate de la previsión meteorológica de la zona.

  • No vayas solo o deja siempre dicho dónde vas y a qué hora tienes previsto volver.

  • Lleva teléfono móvil con la batería cargada.

  • Equípate en función de la actividad y de la época del año.

  • Asegúrate de llevar siempre agua y algo de comida.

  • No sobrevalores la actividad ni tu condición física.

  • Dedica un poco de tiempo a planificar la actividad y a informarte sobre la actividad.

  • Procura comenzar las actividades a una hora temprana para contar con más tiempo para imprevisto.


#planificaturuta #guiaspalencia #planificación #preparaciónrutamontaña #rutaplanificada

© 2018 Luis Crespo

Política de Privacidad